Una almohadilla en forma de corazón… | Germán Carrasco

Una almohadilla en forma de corazón en donde las costureras clavan agujas y alfileres

Consolémonos: el corazón
pedía un tajo. Hoy
una lanza triunfal lo exhibe
en la arena de las gladiadurías.

Corte por lo sano. Libertad.
Rito inicial y comunión. Punto.
Lección del golpe de estado
en el estado de ánimo.

El corazón es un trapeador,
una mopa que estila cera,
un manojo de gasa usada
que estila y llora yodo,

una oveja roja en cuyo flanco
la oveja negra es un chiste;
una oveja roja que como oruga
escribe zuritiana en el desierto.

La mujer preña al hombre
luego de penetrarlo
para sacarle su taquicardia
y redimirlo,

para terminar la brigidez
y recomenzarla.
Por la oscuridad y el vacío
que son recreo y merienda.

Se trata de pinchar la esfera
para liberarla de su peso.
Grano, textura, opacidad
en vez del insidioso H.D.

Esos ojos vívidos y tontos
exigían una decepción,
una hendidura para el cauce
del exceso de sangre inútil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .