Yo también soy mi sombra

Para aminorar mis cólicos intento escuchar
        la música de las raíces 
                que se extienden bajo la tierra

todos me dicen que es imposible advertir 
        el sonido de una raíz que se expande,
                oír la expansión volumétrica del tiempo

pero la imagen en sí me refresca:
        la imagen de un sol a mis espaldas
                me abraza como un hijo imaginario
 
mi sombra se expande sobre la acera
        hasta ser interceptada por un muro
                olvidado por la sombra de un árbol

la imagen de mi cuello se quiebra
        en el vértice entre la acera y el muro
                y yo soy también mi sombra que agoniza.

© Héctor Lira