Inmigrante

Abandoné la familia
por un ciber con tragamonedas
y sushi en el infierno

como un oso panda hipnotizado
en la ingesta interminable de bambú
mis dedos mutilados se consuelan

con mails que tecleo
y no te envío
y no te llegan.