Los engendros más extraños

Colibríes penetran hibiscos,
chupan el néctar de los rincones
donde otras criaturas no llegan
 
Yo también escondo un rincón,
una selva capaz de parir
su propio clima tras el diluvio
 
Cuando nace la lluvia
los insectos se guarecen bajo las hojas
¿sabrán que ha nacido un refugio?
 
Hay diferentes maneras de sobrevivir
en un bosque inundado,
al menos una por cada especie:
 
          las más sensibles imitan el agua,
          las más furiosas se tragan la luz,
          los engendros más extraños
          brillan en la noche de la selva.

© Héctor Lira