Tango VII

PERO PARA HONRAR A LA VERDAD QUE ES SUAVE DIVINA Y VIVE ENTRE LOS DIOSES DEBEMOS (CON PLATÓN) DANZAR EN LA MENTIRA QUE VIVE AHÍ ABAJO ENTRE LA MASA DE HOMBRES TRÁGICOS Y BRUTOS

Todo mito es un molde mejorado,
una propuesta con dos caras
que permite a quien lo usa decir una cosa que significa otra, tener una doble vida.
De ahí la noción antigua de que todos los poetas mienten.
Y de entre las mentiras ciertas de la poesía
resbaló una pregunta.

¿En realidad qué une a las palabras con las cosas?

No mucho, decidió mi marido
y procedió a usar el lenguaje
del modo en que según Homero lo hacen los dioses.
Los dioses conocen todas las palabras humanas
pero tienen para ellas significados diferentes
y paralelos a nuestros significados.
Pasan de uno a otro sin asco.

Mi marido mentía acerca de todo.

Dinero, reuniones, amantes,
el origen de sus padres,
la tienda donde compraba sus camisas, la pronunciación de su nombre.
Mentía cuando no era necesario mentir.
Mentía cuando ni siquiera era conveniente.
Mentía cuando sabía que otros advertían que él mentía.

Mentía cuando con ello destruía corazones.

Mi corazón. El corazón de otra. A veces me pregunto cómo acabó ella.

La primera.

Hay algo puro-cortante y ardiente en la primera infidelidad de un matrimonio.

Taxis para arriba y para abajo.

Lágrimas.

Hendiduras en la muralla donde cae el golpe.

Luces encendidas hasta altas hora de la noche.

No puedo vivir sin ella.

Ella, esa palabra que explota.

Luces todavía encendidas al amanecer.

*Traducción de Héctor Lira


TANGO VII. BUT TO HONOR TRUTH WHICH IS SMOOTH DIVINE AND LIVES AMONG THE GODS WE MUST TRUST (WITH PLATO) DANCE LYING WHICH LIVES DOWN BELOW AMID THE MASS OF MEN BOTH TRAGIC AND ROUGH

All myth is an enriched pattern,
a two-faced proposition,
allowing its operator to say one thing and mean another, to lead a double life.
Hence the notion found early in ancient thought that all poets are liars.
And from the true lies of poetry
trickled out a question.

What really connects words and things?

Not much, decided my husband
and proceeded to use language
in the way that Homer says the gods do.
All human words are known to the gods but have for them entirely other meanings
alongside our meanings.
Gods flip the switch at will.

My husband lied about everything.

Money, meetings, mistresses,
the birthplace of his parents,
the store where he bought shirts, the spelling of his own name.
He lied when it was not necessary to lie.
He lied when it wasn’t even convenient.
He lied when he knew they knew he was lying.

He lied when it broke their hearts.

My heart. Her heart. I often wonder what happened to her.

The first one.

There is something pure-edged and burning about the first infidelity in a marriage.

Taxis back and forth.

Tears.

Cracks in the wall where it gets hit.

Lights on late at night.

I cannot live without her.

Her, this word that explodes.

Lights still on in the morning.